Idiomas
EnglishSpanish

EnglishSpanish


Próximos Eventos

¿Un motor de búsqueda para científicos? Entrevista al doctor Juan Pablo Cárdenas desde RedCiencia

Respecto al Proyecto CONICYT RedCiencia adjudicado por nuestro Instituto, el día viernes 25 de enero del 2013, periodistas de RedCiencia realizaron una entrevista a nuestro investigador asociado, el Dr. Juan Pablo Cárdenas, acerca del mismo proyecto. A continuación la entrevista:

Juan Pablo Cárdenas, investigador del Instituto de Sistemas Complejos de Valparaíso, es el líder del proyecto “Desarrollo de un motor de búsqueda e interfaz web para la red de colaboración científica chilena a través de RedCiencia”, uno de los tres ganadores del concurso Conicyt-RedCiencia.

Desde una antigua casona ubicada en los cerros porteños, el Instituto de Sistemas Complejos de Valparaíso desarrolla desde hace más de diez años difusión, estudio e investigación sobre sistemas complejos. Una de las formas de aproximarse a estos sistemas es abstrayéndolos  a redes, es así como RedCiencia se transforma en un espacio ideal para investigar y, de paso, potenciar la colaboración entre sus miembros.

Conversamos con el doctor Cárdenas (Ingeniero,  Magíster en Ciencias por la Pontificia Universidad Católica de Chile y Doctor en Física de Sistemas Complejos por la Universidad Politécnica de Madrid) sirviéndonos de las redes para entregarles, a través de Redciencia, algunos datos que servirán para conocer este proyecto ganador y quizá también para incentivarlos a crear nuevos enlaces entre él y nosotros.

Estimado Juan Pablo, ya que se ganaron el premio Conicyt-RedCiencia, ¿cómo se les ocurrió postular a este premio?
“La postulación puede haber tenido su origen en una investigación que desarrollamos como instituto el año 2011. Esta tenía que ver con un mapeo de la colaboración científica en la región de Valparaíso durante las dos últimas décadas. Esa investigación tuvo muy buena acogida (lo presentamos en el Congreso Nacional y en otros lugares) y ha generado discusión, principalmente por el método que tiene que ver con el uso de redes. Cuando apareció la convocatoria al concurso, se nos ocurrió que podríamos utilizar una metodología similar para apoyar la plataforma RedCiencia.

Además, notábamos que RedCiencia carecía de herramientas que permitieran vincular a los investigadores. Como mi especialidad son las redes y en el instituto trabajamos con ese tipo de objetos matemáticos, pensamos que al generar redes de investigadores podríamos entregar a la plataforma RedCiencia un motor de búsqueda basado en éstas de forma que los usuarios de la plataforma, los investigadores, pudieran encontrar fácilmente a otros de acuerdo a disciplinas, proyectos de investigación o instituciones… todo esto navegando dentro de esa red”.

Pero en estos tiempos en que Google está en todos lados ¿para qué crear un buscador específico asociado a Redciencia?
“Pareciera innecesario,  pero… lo que pasa es que Google está compuesto por millones de documentos html, los que están relacionados entre sí por hiperlinks, los que conectan a su vez a una y a otra web. Sin embargo lo que nosotros queremos hacer es un sistema en el cual los nodos de esta red ya no son documentos html, sino personas o proyectos. Y la relación entre estos no son hyperlinks, sino colaboraciones científicas.

Obviamente, el conjunto de objetos a relacionar tiene un tamaño mucho más reducido que el universo de Google, y es además una red estrictamente compuesta por investigadores y proyectos asociados. Por lo tanto, la búsqueda debería ser mucho más rápida y eficiente, de forma que entregue los resultados que tú estás buscando, y no un abanico de posibilidades como lo hace Google que, a pesar de hacer muy bien su trabajo, tiene la desventaja de ser mucho más difuso en sus resultados.

Si tu quisieras buscar algo dentro del contexto chileno, o de colaboración entre investigadores chilenos e internacionales, debería ser mucho más fácil encontrar los resultados con la herramienta que nosotros estamos proponiendo”.

Imagino que en este proceso usarán los campos estándar de las bases de datos que se solicitan para publicación de artículos, o cosas así…
“Eso lo estamos pensando, estamos desarrollando cómo hacerlo. Lo más lógico pareciera ser el buscar por los típicos campos que usas cuando haces una búsqueda en Google, una “query”, que son palabras clave. En este caso las palabras clave podrían ser investigadores, o disciplinas científicas. Pero también podría ampliarse mucho más y hacer consultas más complejas compuestas por distintos tipos de palabras clave, entre las cuales podrían mezclarse autores con disciplinas, autores con instituciones, investigadores con proyectos, y cosas así”.

¿Qué tan importante es la asociatividad dentro de los estudios de la complejidad que ustedes realizan?
“A ver, por lo general, aunque está cambiando, la mirada reduccionista domina el panorama científico. Esto significa que para explicar las manifestaciones de un sistema por lo general se piensa que basta con estudiar las unidades que los componen.

Por ejemplo: se suele pensar que es posible comprender totalmente un comportamiento social a partir del estudio particular de los individuos, o que se pueden comprender cabalmente manifestaciones fenotípicas a partir de las propiedades de ciertos genes. Sin embargo, resulta que este enfoque está siendo desplazado por el de la Complejidad que te invita a mirar los fenómenos de una forma distinta: te muestra que lo que estás observando como fenómeno no tiene que ver necesariamente con las propiedades de las unidades que componen el sistema, sino que depende precisamente de las interacciones entre las unidades del sistema.

Son las interacciones, las asociaciones, las colaboraciones, las relaciones desde donde emergen las propiedades del sistema. Y esa es la mirada distinta que te da la complejidad, una mirada sistémica que deja de lado el reduccionismo: lo que importa aquí son las relaciones”.

Justamente ustedes  trabajan con la observación y análisis de la complejidad, tratando de darles nuevos enfoques. Y tengo entendido que esta es una de las apuestas de por qué Valparaíso.

“Bueno, el Instituto de Sistemas Complejos de Valparaíso tiene ya varios años. Recién, la semana pasada, terminó la décimo primera Escuela de verano del ISCV, la cual es una instancia para asociarnos y compartir conocimiento e investigación relacionados con la Complejidad, y a la que viene gente de Chile y de Latinoamérica (México, Perú, Argentina, Uruguay) con presencia de investigadores extranjeros de muy alto nivel. Y claro, todo lo que hace en el instituto tiene que ver con divulgar e investigar acerca de los sistemas complejos, que son sistemas como los que maneja RedCiencia, que están compuestos por un montón de investigadores y donde emergen muchas cosas interesantes de analizar”.

Llevar 10 años en Valparaíso ¿ha significado un plus?
“Por supuesto. La casa donde está el instituto es preciosa y como lugar de trabajo es muy agradable. Tiene vista al mar y está inserta en Valparaíso, una ciudad compleja, que le da un plus que encanta a nuestros investigadores y a los invitados. Y también tiene que ver mucho con nuestra filosofía, buscando aumentar el conocimiento de la Complejidad y, de paso, ayudar a que se descentralice un poco Chile”.

Durante las próximas semanas estaremos entregándoles información sobre el avance de este y los otros dos proyectos ganadores del concurso RedCiencia-Conicyt, los cuales -desde el momento en que comenzaron a ser planeados- son un aporte al conocimiento científico y humano.

Fuente: Redciencia

Publicar un comentario

Tu correo nunca es compartido ni publicado. Los campos requeridos están marcados *

*
*
*